Crítica al parche con el que Salud pretende solucionar la atención de Enfermería ante la pandemia en los colegios asturianos

19 septiembre 2020
Niña con mascarilla en la vuelta al cole

Denuncia la falta de criterio del Servicio de Salud del Principado en la organización de las enfermeras de referencia, que deja en manos de cada área sanitaria, sobrecarga a las enfermeras y está muy lejos de la enfermera escolar que SATSE reivindica. 

El Sindicato de Enfermería denuncia el parche con el que el Servicio de Salud de Principado, Sespa, pretende dar solución al inicio del curso escolar en Asturias, marcado por la Covid-19, que supone, una vez más, sobrecargar a las enfermeras y los enfermeros y que está muy lejos de la figura de la enfermera escolar que SATSE reivindica.

El sistema anunciado por el Gobierno autonómico para que los centros educativos asturianos tengan una enfermera de referencia carece, según alerta SATSE, de planificación suficiente, pues tal como está estructurado descarga las responsabilidades de organización del mismo en las diferentes áreas sanitarias, sin un criterio unificado para su ejecución y sin que en la mayoría de los casos se incremente el personal de Enfermería para su puesta en práctica.

Gran parte de las enfermeras que se convertirán en responsables de centros educativos no se verán descargadas de su actividad asistencial en Atención Primaria. “Nos preocupa que cuando las enfermeras ya tienen una carga importante de trabajo, dadas las ratios de profesionales en las que nos movemos en Asturias, ahora tengan que asumir más funciones”, explican desde SATSE. Y añaden: “Una vez más se va a intentar solucionar un problema apelando a la responsabilidad, implicación y capacidad de trabajo de las enfermeras y los enfermeros, acostumbrados a dar más del cien por cien en su día a día”.

En cada una de las ocho áreas sanitarias se ha nombrado una enfermera coordinadora en el ámbito escolar bajo cuya responsabilidad hay varias enfermeras –el número varía según los casos- que se encargan de vigilar la situación en los centros escolares y atender las circunstancias excepcionales que puedan darse relacionadas con la pandemia, así como vigilar el cumplimiento del plan de contingencia ante la Covid. Se trata de enfermeras que, en su mayoría, no han sido relevadas de sus responsabilidades habituales.

Desde SATSE insisten en que una medida así debería estar unificada y funcionar del mismo modo en todas las áreas sanitarias. Reclaman también “mayor transparencia sobre el proceso de selección de estos equipos”.

Por otro lado, recalcan que este parche no es sustitutivo de la enfermera escolar que reivindican para cada centro educativo, pues como mucho cada profesional tendrá asignados varios colegios, solo para aspectos relacionados con la pandemia, y no se trataría, en principio, de una atención presencial.

“SATSE demanda desde hace tiempo una enfermera en cada colegio, una necesidad que se ha hecho aún más imprescindible dada la situación provocada por la Covid-19 y el inicio de las clases presenciales, para poder garantizar un entorno escolar más seguro”, explican desde el Sindicato de Enfermería.

SATSE forma parte de la Plataforma Estatal Enfermera Escolar, que persigue que las autoridades competentes promuevan la generalización de la enfermera escolar para la atención, prevención, formación y fomento de hábitos de vida saludables de cara a mejorar la salud y la calidad de vida actual y futura de los niños, niñas y jóvenes. Es una figura que en España no se ha extendido por un criterio puramente económico, explican. SATSE Asturias ha hecho llegar su reivindicación en diversas ocasiones al Gobierno autonómico asturiano.

En el escenario actual, la Plataforma considera que la enfermera escolar podría contribuir claramente a la prevención, vigilancia y control de la Covid-19.