SATSE Asturias denuncia la incapacidad de gestión del ERA, que suspende vacaciones por falta de previsión

28 diciembre 2018
Enfermera en residencia geriátrica

Denuncian que esta situación es un reflejo más de las plantillas ajustadas de Enfermería en la Red de Establecimientos Residenciales de Asturias, y de la falta de enfermeras que, en general, se extiende por toda la sanidad asturiana ante las condiciones laborales y la escasa estabilidad que se les ofrece en la CC.AA.

La Red de Establecimientos Residenciales del Principado de Asturias (ERA) tiene unas plantillas de enfermería tan ajustadas y sus condiciones parecen ser tan poco atractivas para los demandantes de empleo que los trabajadores, además de la ya habitual sobrecarga de trabajo, se están encontrando con trabas para poder disfrutar de sus descansos durante las fechas navideñas.

Ante la suspensión de las vacaciones, legítimas y solicitadas dentro de plazo, que están siendo anuladas en la práctica totalidad de las residencias públicas asturianas desde el pasado fin de semana, SATSE Asturias denuncia la falta de previsión y la desorganización de la Gerencia del ERA, que ha sido incapaz de programar los calendarios de sus trabajadores para que todos puedan disfrutar de sus descansos.

“Tenemos claro que las necesidades asistenciales son lo primero y que por encima de las vacaciones está la atención al usuario, que nunca puede quedar desatendido, pero estamos ante una situación incomprensible, pues los trabajadores del ERA solicitan sus vacaciones anuales en marzo y la Gerencia facilita en mayo el calendario de las mismas para todo el año”, explican desde SATSE Asturias.

La anulación de las vacaciones está siendo comunicada a los afectados sin ninguna antelación, en muchos casos, uno o dos días antes del inicio del periodo vacacional solicitado. “Hay centros, incluso, en los que el personal de enfermería está pudiendo disfrutar de sus vacaciones porque los mismos empleados han buscado un sustituto que les cubra; es lamentable tener que llegar a eso”, explican. En algún centro, en el que no había vacaciones para estas fechas, se están suspendiendo los permisos mientras que, en otros, unos compañeros cubren a otros para poder vacacionar. Hay casos en los que solo se están pudiendo disfrutar los días de libre disposición cuando no implican una sustitución.

“Siempre teniendo presente que no pueden quedar descubiertos que pongan en peligro la atención al usuario, la anulación de las vacaciones demuestra una falta de previsión imperdonable en un servicio en cuyas manos está la atención a nuestros mayores”, concretan desde SATSE Asturias. El Sindicato de Enfermería pide por ello explicaciones y una solución a la Gerencia del ERA.

Plantillas escasas y contratos precarios 

SATSE Asturias incide en que el problema para el disfrute de las vacaciones es consecuencia de las escasas plantillas de enfermería del ERA, con una carga de trabajo muy elevada en la mayoría de los centros, algo que desde SATSE ya se ha denunciado en ocasiones anteriores. Es consecuencia también de que los demandantes de empleo llamados a realizar las sustituciones durante las vacaciones rechacen los contratos, “un síntoma de las condiciones a las que se enfrentan las enfermeras y enfermeros en Asturias”.

Según alerta el Sindicato de Enfermería en Asturias, hay un problema generalizado de escasez de enfermeras en la Comunidad Autónoma, no solo en el ERA, y el motivo es la precariedad de los contratos. “Y no es porque no haya enfermeras, sino porque estas se están marchando porque las condiciones laborales y los tipos de contratados que se les ofrecen aquí son peores que en otras CC.AA.”, explican.

Pocas enfermeras para una población envejecida

Según denuncian, las ratios que el ERA considera apropiadas son en realidad muy preocupantes, pues el volumen de trabajo que soportan las enfermeras es excesivo y cuesta mantener el nivel deseado en la atención prestada. Estas ratios no tienen en cuenta el envejecimiento de los residentes, pues progresivamente se incrementa el número de usuarios que requieren más atención y cuidados, respecto al de válidos. 

De hecho, en el grueso de los establecimientos residenciales públicos asturianos, que tienen entre 90 y 120 residentes, una única enfermera por turno atiende durante el día a todos los residentes. Por ello, SATSE Asturias ya ha demandado la realización de un estudio real de las necesidades de plantilla de enfermería en los centros y, como primer paso, el refuerzo del personal de día, sobre todo en el turno de mañana, para una mejora asistencial.