SATSE logra que el Sespa admita en la Carrera Profesional (2018) a cuatro enfermeras excluidas por sus ceses entre contratos

14 julio 2020
Silueta de una enfermera preparando la administración de un suero

Cuatro sentencias favorables reconocen que los ceses –algunos de un día de duración- entre contratos motivados por la condición de temporales de estas cuatro profesionales no impiden que sean evaluadas o que pueda entenderse que no estuvieron en activo durante todo el proceso. Desde SATSE argumentan que dejarlas fuera de valoración implicaría “volver a incurrir en una discriminación hacia los estatutarios temporales respecto a los estatutarios fijos”, mientras el juez contempla que hacerlo supondría “una interpretación rigorista y desproporcionada” por parte del Sespa.

A través de cuatro sentencias del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Oviedo se ha reconocido a cuatro enfermeras representadas en los tribunales por los servicios jurídicos de SATSE Asturias el derecho a participar en la Carrera Profesional convocada en 2018 de la que habían sido inicialmente excluidas de forma indebida. Se admite así que los ceses entre contratos motivados por su condición de trabajadoras temporales no implican no haber estado en activo durante todo el procedimiento. Alguno de estos ceses tuvieron incluso un único día de duración.

Con las sentencias favorables obtenidas en los juzgados por estas cuatro enfermeras eventuales que sí cumplían ampliamente el requisito de haber prestado cinco años de servicio a la Administración, se entiende que cumplen también el requisito de haber estado en activo durante todo el procedimiento, convocado por el Servicio de Salud del Principado de Asturias, Sespa, en 2018 para el reconocimiento del grado I de la Carrera Profesional y su correspondiente complemento económico.

Para poder participar, las bases establecían que el personal temporal debía justificar, al igual que el personal fijo, cinco años de servicio a la Administración y mantener los requisitos y méritos a tener en cuenta en el momento de presentación de la solicitud de participación y durante todo el procedimiento.

Durante el periodo de selección, estas cuatro enfermeras solo interrumpieron su prestación por breves periodos (uno, ocho u once días, por ejemplo), por lo que “se deduce, sin ningún género de dudas, una continuidad en los nombramientos temporales que, tal como está articulado el sistema de carrera profesional, en nada impide que sean evaluadas como si de personal fijo se tratara”, argumentan las sentencias.

Por tanto, debe considerarse que estas mínimas ininterrupciones temporales de escasos días durante todo el tiempo que duró el proceso de evaluación, “no pueden tener como consecuencia la exclusión del procedimiento teniendo en cuenta que acumulan años de trabajos ininterrumpidos para las Administraciones sanitarias”, argumentan.

Derecho a ser evaluadas
El Juzgado acuerda estimar los recursos contencioso –administrativo presentados por los servicios jurídicos de SATSE Asturias y recoge en los fallos que se reconoce el derecho de estas profesionales a ser evaluadas siempre y cuando cumplan los demás requisitos de la convocatoria, “en particular, el mínimo de cinco años de servicios, y con los efectos económicos y administrativos inherentes”.

En este sentido, los servicios jurídicos de SATSE inciden en que dejar fuera de la Carrera profesional a estas trabajadoras supondría una nueva forma de discriminación del personal temporal respecto del fijo por motivos ajenos a su voluntad. En la sentencia, el juez recoge que con la exclusión “estaríamos ante una interpretación rigorista y desproporcionada” por parte del Sespa.

El acceso y progresión en los niveles de Carrera Profesional es un reconocimiento, que incluye una compensación económica, en el que se valora el tiempo trabajado en la Administración así como una serie de méritos relacionados con el compromiso con el trabajo desempeñado, formación, docencia e investigación que es independiente del hecho de ser personal temporal o fjjo, como se recoge en las sentencias. “Ha de tenerse en cuenta que la acreditación final de los criterios de evaluación son el compromiso con la organización, el dominio profesional y la investigación y docencia”, cita una de las sentencias.

La convocatoria de la Carrera Profesional de 2016 contemplaba como requisito que los aspirantes tuvieran la condición de personal estatutario fijo, pero el Sespa se vio obligado a admitir también al personal eventual tras las reclamaciones recibidas -más de 400 ganadas por SATSE-, con lo que la convocatoria de 2018 ya modificó sus bases para incorporar en igualdad de condiciones al personal temporal, incumplido al dejar fuera a los eventuales por los ceses entre contratos.