Nueve de cada 10 asturianos quieren que se garantice la seguridad en la asistencia con una Ley de ratios enfermeras

06 marzo 2019

Ocho de cada diez personas encuestadas considera que el hecho de que solo haya cinco enfermeras y enfermeros por 1.000 habitantes en Asturias afecta negativamente a la calidad de la atención que reciben y conlleva más riesgos de sufrir complicaciones, errores involuntarios de los profesionales o demoras en la asistencia, entre otras consecuencias.

Más de nueve de cada 10 asturianos (93%) consideran necesario que se garantice la seguridad en la atención sanitaria que reciben en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios a través de una Ley que establezca un número máximo de pacientes por cada enfermera o enfermero.

Así se concluye de la encuesta realizada por el Instituto de Investigación Estadística, Sondea, a un total de 3.008 personas residentes en España, con edades comprendidas entre los 18 y 65 años, a los que se les preguntó su opinión sobre distintos asuntos relacionados con el funcionamiento del sistema sanitario español y la atención que reciben por parte de las enfermeras y enfermeros.

Al conocer los encuestados que, según datos de la OCDE, en Asturias hay sólo 5,9 enfermeros/as por cada 1.000 habitantes, mientras que en Europa la media es de 8,8 enfermeros/as por cada 1.000 habitantes, más de 8 de cada 10 asturianos (81%) opina que este hecho afecta negativamente a la calidad de la atención sanitaria y, por tanto, a los cuidados de Enfermería que reciben cuando acuden a un hospital, centro de salud u otro centro sanitario o sociosanitario.

Asimismo, también ocho de cada diez asturianos (81%) creen que el número actual de enfermeras/os conlleva más riesgos de sufrir complicaciones, errores involuntarios de los profesionales o demoras en la asistencia, entre otras consecuencias, y nueve de cada diez (90%) piensa que el aumento del número de enfermeras/os en los centros sanitarios mejoraría la atención sanitaria y evitaría la sobrecarga del Sistema Nacional de Salud.

De igual manera, al conocer la incidencia en la mortalidad y morbilidad que produce la falta de enfermeros/as, según numerosos estudios, la gran mayoría de los asturianos (98%) entienden que las autoridades sanitarias deberían tomar medidas para solucionar la situación. En este sentido, más de nueve de cada 10 encuestados (93%) creen necesario que se elabore una Ley para incrementar el número de enfermeros/as con el fin de garantizar la seguridad de los pacientes.

Con este objetivo, SATSE está desarrollando la campaña de información y sensibilización social “La Sanidad que merecemos. Ley de ratios enfermeras”. Entre otras acciones, el Sindicato está recogiendo firmas de profesionales y ciudadanos en todo el Estado para que en los próximos meses se debata en el Congreso de los Diputados una Iniciativa Legislativa Popular que establezca una ratio adecuada de pacientes por cada enfermera y enfermero.

La organización sindical en Asturias está instalando mesas y puestos informativos en los hospitales y centros de salud, además de en las calles, para alcanzar las 500.000 firmas necesarias y que esta norma pueda ser debatida en el Parlamento nacional.

El Sindicato de Enfermería entiende que, si se aprueba esta Ley, los pacientes recibirán una atención más segura, humana y de mayor calidad, y serán tratados con los mismos niveles de cuidados independientemente del lugar en el que residan; los profesionales trabajarán con una menor carga laboral, lo que repercutirá positivamente en su salud y seguridad en el trabajo, y el Sistema Sanitario español, además de mejorar la atención que presta, será más eficiente a nivel económico y social.