SATSE denuncia que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas siguen “trabajando más por menos”

30 abril 2019
Stop recortes

SATSE se suma, un año más, a la celebración del 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, exigiendo el fin de los recortes que aún hoy siguen perjudicando a las enfermeras, fisioterapeutas y a toda la ciudadanía. 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado a gobiernos y partidos políticos que en la nueva legislatura que ahora comienza a nivel estatal y, en pocos días, a nivel autonómico, se recuperen todos los derechos perdidos en los años de crisis y se mejoren las condiciones laborales de unos profesionales, como son las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, que siguen “trabajando más por menos”.

SATSE se ha sumado, un año más, a la celebración del Día Internacional de los Trabajadores, el 1 de mayo, lanzando un claro mensaje, tanto al próximo Gobierno estatal, como a los que surjan de las elecciones autonómicas del 26 de mayo, sobre la necesidad de acabar, de una vez por todas, con unos recortes que, transcurridos ya unos años de mejora de la economía de nuestro país, siguen perjudicando a las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas y, como consecuencia, a todos los pacientes a los que prestan su atención y cuidados.

“Llevamos ya varios años escuchando a nuestros responsables públicos que hemos salido del túnel y que nuestra economía crece por encima de la de otros muchos países, pero nuestros trabajadores continúan pagando por una crisis que no provocaron y que les supuso numerosas consecuencias negativas en su vida laboral y también personal”, apuntan desde la organización sindical.

 

Entre los recortes pendientes, el Sindicato de Enfermería recuerda que aún no se ha procedido a la recuperación de la jornada laboral de 35 horas semanales en diversas comunidades autónomas, con las consiguientes repercusiones negativas en la seguridad y salud de los pacientes y profesionales, así como la reactivación de la carrera profesional.

De igual manera, SATSE recalca que el incremento salarial acordado el pasado año para los empleados públicos es “irrisorio”, insistiendo en la necesidad de que éste supere, al menos, un 6 por ciento y así paliar, en parte, la pérdida de poder adquisitivo sufrido por los profesionales de Enfermería y Fisioterapia a lo largo de los últimos años.

El claro déficit de plantillas de Enfermería y Fisioterapia es otro gran problema de nuestro sistema sanitario, ya que compromete la seguridad en la atención que se presta a la ciudadanía y a los pacientes, según SATSE. Al respecto, la organización sindical espera que en esta nueva legislatura pueda debatirse en el Congreso de los Diputados la Ley de Seguridad del Paciente que está impulsando y que los partidos le den su apoyo para que se haga realidad lo antes posible.

De otro lado, el Sindicato de Enfermería viene denunciando desde hace años la discriminación que sufren las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas en los diferentes servicios de salud, al ser reconocidos a nivel profesional dentro del subgrupo A2, algo que no les corresponde por su formación académica de Grado. Por ello, defiende que no haya subgrupos (A1 y A2)  y que los profesionales de Enfermería y Fisioterapia formen parte del Grupo A, sin ningún tipo de distinción con otros profesionales sanitarios porque todos son Grado.

Además de diferencias a nivel retributivo, el seguir en el subgrupo A2 conlleva para los profesionales de Enfermería y Fisioterapia una clara discriminación en aspectos como el acceso a puestos directivos, grupos de investigación o convocatorias de acceso a puestos públicos, concluyen desde la organización sindical.