SATSE protesta por la lesión de derechos de las enfermeras del ERA, que pone en riesgo la calidad asistencial en las residencias

23 mayo 2019

Cerca de un centenar de enfermeras y enfermeros han acudido hoy a la convocatoria de SATSE Asturias en Oviedo para denunciar la incapacidad de gestión de la Gerencia de la Red de Establecimientos Residenciales, que pone trabas para que sus trabajadores disfruten de vacaciones y permisos. 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha liderado la concentración organizada esta mañana frente a la Gerencia del ERA (Red de Establecimientos Residenciales para Ancianos) del Principado de Asturias para protestar por la falta de contrataciones de enfermeras y enfermeros en las residencias dependientes de este organismo autónomo, al considerar que se están lesionando los derechos de estos trabajadores.

SATSE Asturias denuncia la desorganización e incapacidad de gestión por parte de la Gerencia que se traduce en importantes problemas para los trabajadores a la hora de disfrutar de sus vacaciones y permisos, una situación que, sumada a lo ajustado de las plantillas, repercute directamente sobre la calidad asistencial que se presta a los residentes de estos centros.

Cerca de un centenar de trabajadores, respaldados por representantes de los colectivos de familiares de residentes, participaron en la protesta, que ha contado con otras concentraciones de apoyo, a lo largo de la mañana, a las puertas de algunas residencias de la Red, como la de Sotrondio, Riaño, Castrillón o la de Los Canapés en Avilés.

Desde SATSE Asturias se insiste en que las plantillas están muy limitadas, “por la falta de enfermeras que sufre Asturias en general, pero sobre todo por la precariedad de los contratos que se ofertan en el ERA, que hace que los profesionales se vayan a otros organismos o demanden empleo en otras Comunidades Autónomas”, denuncian. Esta circunstancia complica las posibilidades de enfermeras y enfermeros de disfrutar de sus derechos.

Permisos y vacaciones que son denegadas y plantillas muy ajustadas (a mínimos), son la realidad de la que alertan las enfermeras y enfermeros del ERA. Esta situación provoca en los trabajadores una importante sobrecarga de trabajo para poder mantener los estándares de los cuidados prestados. “Los usuarios son al final los principales perjudicados, ya que el ERA está poniendo en riesgo la calidad de la atención; si estamos justos de personal y desbordados, con una enfermera, por ejemplo, donde debería haber dos porque no la han sustituido, no podremos cuidar como es debido”, lamentan. Y añaden: “Si el ERA no se preocupa de sus trabajadores nosotros no podremos cuidar a los residentes: tiene que dejar de vender una imagen de calidad que no está en condiciones de cumplir”.

El Sindicato de Enfermería recuerda también que la Gerencia del ERA ha hecho oídos sordos ante las posibles soluciones planteadas por los representantes sindicales de SATSE en el Organismo Autónomo para tratar de paliar este problema de falta de personal, “siguen ofreciendo los mismos contratos precarios de siempre, que no son atractivos para los demandantes”, advierten.

El Sindicato de Enfermería ya pidió hace meses la realización de un estudio real de las necesidades de plantilla de enfermería en los centros y, como primer paso, el refuerzo de personal, sobre todo en el turno de mañana, para una mejora asistencial. 

Para SATSE Asturias, las ratios que el ERA aplica para sus residencias de mayores son en realidad muy preocupantes, pues el volumen de trabajo que soportan enfermeras y enfermeros es excesivo y cuesta mantener el nivel deseado en la atención prestada. Estas ratios no tienen en cuenta que el perfil de los residentes ha cambiado mucho en los últimos años, debido a una media de edad cada vez más elevada, lo que implica que sea mayor el número de residentes que requieren más atención y cuidados.

Galería multimedia