SATSE reclama a rectores y decanos un aumento de las plazas de Enfermería para garantizar una mejor atención sanitaria

17 diciembre 2020
Estudiante de Enfermería en clase durante la pandemia de COVID 19

En España se gradúan al año en torno a 12.000 jóvenes enfermeras y enfermeros, una cifra que SATSE considera absolutamente insuficiente para nuestro Sistema Nacional de Salud.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado a los rectores de Universidad y decanos de Facultades de Enfermería del conjunto del Estado que trabajen de manera conjunta con los gobiernos estatal y autonómicos para aumentar el número de enfermeras y enfermeros que salen de las universidades españolas con el objetivo de que España lidere en un futuro el ranking mundial de países con una atención sanitaria mejor y más segura.

La demanda de aumento de las plazas universitarias de Grado de Enfermería a los principales responsables universitarios de nuestro país se incluye dentro de una estrategia general iniciada por SATSE hace unas semanas y que contempla distintas medidas y actuaciones con el objetivo último de garantizar a corto, medio y largo plazo el número suficiente y adecuado de enfermeras y enfermeros en los servicios de salud para garantizar en todo momento la atención y cuidados que requieren pacientes y ciudadanos en general.

Una vez realizados los contactos pertinentes con los ministros y consejeros/as de Sanidad y Educación del conjunto de comunidades autónomas, SATSE ha puesto ahora el foco en los rectores y decanos de Facultades de Enfermería para que desde el ámbito universitario se apoye e impulse una nueva planificación de las plazas del Grado de Enfermería que conllevaría que en el próximo curso 2021-2022 se ofertasen cerca de 5.000 plazas más en el conjunto del Estado. Una cifra que debería mantenerse anualmente en cada curso de primero de Grado, al menos, cuatro años más, añade.

La demanda del Sindicato de Enfermería, que también ha sido trasladada a la Conferencia Nacional de Decanos de Enfermería, surge tras haber realizado un pormenorizado estudio sobre la oferta universitaria que hay, en la actualidad, en nuestro país para cursar los estudios de Grado de Enfermería y que concluye que resulta necesario aumentarla para poder dar respuesta a las necesidades asistenciales y de cuidados de la población en los próximos años.

“Rectores y decanos tienen un papel decisivo a la hora de elaborar la hoja de ruta que se ha de seguir en un futuro para que nuestro país deje de ser el colista en cualquier clasificación que se haga sobre número de enfermeras y enfermeros por habitante y pase a ocupar los puestos de cabeza de cara a garantizar una mejor y más segura atención y cuidados”, apuntan desde SATSE.

En la actualidad, se gradúan al año en los centros universitarios del país en torno a 12.000 jóvenes enfermeras y enfermeros, una cifra que no permite dar una respuesta satisfactoria a las necesidades de atención y cuidados existentes y que son cada vez mayores por el progresivo envejecimiento de la población española y el aumento de la cronicidad y dependencia, entre otros factores.

Asimismo, la organización sindical incide en que las enfermeras y enfermeros resultan también muy necesarios en ámbitos no sanitarios, como son los colegios e institutos de todo el Estado para que puedan atender, informar y formar a niños, niñas y jóvenes, o en las residencias de mayores, para que puedan prestar su atención y cuidados a un colectivo tan vulnerable, como es el de los mayores. 

Otro aspecto que hay que tener en cuenta, según el Sindicato, es que el déficit de enfermeras y enfermeros también se verá agravado con las jubilaciones que se producirán en los próximos años. Subraya, al respecto, que en los próximos diez años se jubilarán en torno a 55.000 enfermeras y enfermeros en el conjunto del Estado.

 “No podemos seguir de brazos cruzados cuando se viene constatando desde hace mucho tiempo, y se ha vuelto a ver a consecuencia de la pandemia de la COVID-19, que no tenemos suficientes enfermeras y enfermeros para que cualquier persona, independientemente de la comunidad autónoma en la que resida, pueda ser atendido con las mayores garantías”, asevera el Sindicato

Además de reclamar un aumento de las plazas universitarias, SATSE ha presentado a todas las autoridades competentes un “Plan de Retorno y Estabilidad para Enfermeras y Enfermeros en el Sistema Nacional de Salud (SNS)” que evite la emigración forzosa de estos profesionales  y que en torno a los 8.000 que ya se encuentran en el extranjero puedan volver a su país si así lo desean.

La organización sindical confía en que los rectores y decanos tengan la sensibilidad suficiente para realizar las gestiones oportunas que propicien en nuestro país una nueva planificación de plazas del Grado de Enfermería con el objetivo de garantizar la salud y seguridad del conjunto de la ciudadanía a través de un número adecuado y suficiente de enfermeras y enfermeros.